• c +
  • 29-05-2024 -
Nacional

Publicado en febrero 16, 2024 19:55

El envejecimiento acelerado de la población en México plantea desafíos para el futuro

Durante las últimas tres décadas, México ha experimentado un acelerado proceso de envejecimiento de su población. De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el índice de envejecimiento, que mide la proporción de personas mayores de 60 años respecto a cada 100 niños y niñas de hasta 14 años, ha aumentado 2.85 veces, pasando de 16 a 47.7. Este fenómeno plantea importantes retos para el país en diferentes ámbitos.

Desafíos demográficos en México

El ritmo de envejecimiento de la población mexicana es tal que se proyecta que, para el año 2050, el país alcance un índice de 100, es decir, igual cantidad de personas adultas mayores que niños y niñas menores de 14 años. Sin embargo, este proceso no se distribuye de manera uniforme en el territorio nacional, con una tercera parte de los estados superando el índice nacional promedio. 

En particular, entidades como Yucatán, Sinaloa, Colima, Morelos, Veracruz y la Ciudad de México destacan por tener índices de envejecimiento superiores a la media nacional, siendo la Ciudad de México la que presenta el índice más alto, con 90.2. Se prevé que para el 2030, la Ciudad de México alcance un índice de 100, situando a la capital del país en una posición de notable envejecimiento poblacional. Por el contrario, estados como Tabasco, Baja California Sur, Aguascalientes, Chiapas y Quintana Roo muestran los índices más bajos de envejecimiento, si bien también experimentan un acelerado proceso de envejecimiento. 

Estas tendencias demográficas plantean un escenario complejo en términos de fuerza laboral y perfiles profesionales en las diferentes regiones del país. Retos sociales y de salud pública la transición demográfica en México no solo implica un cambio en la estructura de la población, sino que también está estrechamente ligada a una acelerada transición epidemiológica. Esta última ha llevado a un incremento en la carga de enfermedades que impacta la mortalidad y hospitalización de las personas, concentrándose en un reducido número de padecimientos. 

Es crucial considerar que la configuración epidemiológica del país demanda diferenciar entre la edad cronológica y biológica de las personas. Mientras la primera se refiere al tiempo transcurrido desde el nacimiento, la segunda está determinada tanto por factores genéticos como por el estilo de vida y la salud general de cada individuo. Esto plantea desafíos significativos en términos de cuidados y atención, especialmente para la población adulta mayor. 

Según el Estudio de carga de la Enfermedad en Personas Adultas Mayores, elaborado en 2017, las mujeres adultas mayores en México pierden en promedio 11 años de vida saludable debido a enfermedades crónicas, mientras que en el caso de los hombres, la pérdida es de 8.5 años. Además, se observa una importante "sobremortalidad" en hombres a partir de los 55 años, generando un escenario donde miles de mujeres viudas se encuentran solas y sin el apoyo necesario para su cuidado y atención.

Desafíos y oportunidades futuras

Ante este panorama, las discusiones sobre el sistema de pensiones y el sistema nacional de cuidados enfrentan el desafío de adaptarse a las necesidades cambiantes de la población. Se hace evidente la necesidad de construir una sociedad que atienda las necesidades de todas las edades, lo cual demanda recursos que dependerán de la capacidad de la próxima administración para abordar reformas estructurales en el ámbito fiscal. 

México se enfrenta a una transición demográfica acelerada que plantea desafíos significativos en términos de envejecimiento poblacional, salud pública, fuerza laboral y sistemas de protección social. La atención a estos retos requerirá de estrategias integrales y sostenibles que permitan garantizar una calidad de vida digna para todas las generaciones.

Copyright © 2023 Todos los derechos reservados | TVOAI