• c +
  • 16-06-2024 -
Ciencia

Publicado en marzo 09, 2024 10:13

Manzanilla: Beneficios, usos y propiedades de esta planta medicinal

La manzanilla, planta originaria de Europa, llegó a México hace más de 500 años. Utilizada en infusiones, cosméticos y medicina herbolaria. Ofrece beneficios para la piel, el estómago y más.

La Chamaemelum nobile, conocida como manzanilla, es una planta proveniente de Europa, de la familia de las asteráceas, que se ha adaptado a los campos secos mexicanos. De acuerdo con la investigadora Edelmira Linares de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), esta planta fue introducida en México hace más de 500 años por los marinos españoles que exploraron las tierras mexicanas en el siglo XVI.

La variedad de manzanilla en México

En la actualidad, existen varios tipos de manzanilla, siendo la romana y la alemana las más utilizadas. La manzanilla alemana es la más cultivada en México, y ha encontrado múltiples usos en la industria del cuidado del cabello, la piel, infusiones, perfumería, cosméticos y medicina herbolaria.

Propiedades y beneficios de la manzanilla

La manzanilla no solo es reconocida por su uso tradicional para aliviar el dolor estomacal, sino que también posee propiedades antisépticas y antiinflamatorias que la hacen beneficiosa para el cuidado de la piel, especialmente para pieles propensas al acné. Asimismo, se ha demostrado que ayuda a reducir la grasa y cerrar los poros.

Beneficios de consumir té de manzanilla

Beber una infusión de manzanilla puede ayudar en diversas situaciones, incluyendo dolores estomacales, ansiedad, estrés, indigestión y limpieza de impurezas en la piel, de acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera. Además, se ha asociado el consumo de té de manzanilla con el cuidado del estómago y el tratamiento de padecimientos como úlceras gástricas y gastritis, entre otros.

Preparación de té de manzanilla

Para preparar una infusión de manzanilla, se requieren flores deshidratadas de manzanilla, 500 ml de agua, una taza y un pocillo. El proceso de preparación es sencillo: verter el agua en el pocillo junto con las flores, calentar durante 10 minutos, dejar reposar por aproximadamente 5 minutos, colar el líquido y finalmente beberlo.

Copyright © 2023 Todos los derechos reservados | TVOAI