• c +
  • 29-05-2024 -
Internacional

Publicado en marzo 22, 2024 07:44

Rusia ataca infraestructura energética ucraniana en el mayor ataque aéreo durante la guerra

Rusia ataca infraestructura energética ucraniana, dejando a un millón sin electricidad y matando al menos a cinco personas. 

El viernes, Rusia llevó a cabo un devastador ataque aéreo contra la infraestructura energética de Ucrania, impactando una importante presa y dejando a más de un millón de personas sin electricidad. Este ataque ha sido catalogado como el mayor realizado hasta el momento en el transcurso de la guerra, cobrando la vida de al menos cinco personas y generando un impacto desastroso en la región.

Graves consecuencias para Ucrania

El ataque a la infraestructura energética de Ucrania ha tenido consecuencias catastróficas, dejando a más de un millón de personas sin suministro eléctrico. La gran presa de DniproHES, ubicada en la ciudad de Zaporiyia, sufrió graves daños en sus estructuras hidráulicas y en la presa misma, lo que ha provocado una situación de emergencia en la región.

Respuesta de Ucrania y aliados

Ante esta crítica situación, Ucrania ha solicitado el apoyo de sus aliados, instando a que se proporcionen más defensas antiaéreas para proteger su infraestructura de futuros ataques. Asimismo, el gobierno ucraniano ha comunicado que ha recibido suministros de emergencia de parte de Polonia, Rumanía y Eslovaquia para hacer frente a la crisis provocada por la falta de electricidad en siete de sus regiones.

Declaraciones de las autoridades

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, expresó su consternación ante los trágicos sucesos, señalando que "Rusia está en guerra contra la vida ordinaria de la gente. Mis condolencias a las familias y seres queridos de los muertos en este terror". Estas palabras reflejan el impacto devastador que ha tenido el ataque en la población civil, reavivando el sufrimiento causado por el conflicto que ha cobrado miles de vidas y ha provocado el desplazamiento de millones de personas.

Negación de Rusia y justificación de los ataques

A pesar de la contundencia de las pruebas, Rusia ha negado haber atacado deliberadamente a civiles en este operativo. La postura oficial de Moscú es que los ataques contra la infraestructura energética de Ucrania tienen como objetivo debilitar al ejército enemigo, justificándolos como acciones legítimas en el contexto del conflicto armado.

Impacto en la población

La interrupción del suministro eléctrico ha afectado de manera significativa a la población, dejando a más de un millón de personas a oscuras y sin acceso a servicios esenciales. Se estima que alrededor de 1.2 millones de personas de al menos cuatro regiones se han visto directamente afectadas por la falta de electricidad, siendo la región oriental de Jarkov una de las más golpeadas con alrededor de 700.000 personas sin suministro eléctrico.

La visión del Kremlin sobre el conflicto

Desde el Kremlin, se emitió un comunicado en el que se considera a Rusia en estado de guerra debido a la intervención de Occidente a favor de Ucrania. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó que la situación se ha transformado en una guerra para Rusia, en respuesta a la participación del "Occidente colectivo" en apoyo a Ucrania. Estas declaraciones reflejan la tensión y la escalada del conflicto en la región, así como la percepción de las autoridades rusas sobre el papel de los actores internacionales en el desarrollo de la guerra.

El impacto de los ataques aéreos en la infraestructura energética

Los ataques aéreos perpetrados por Rusia han causado daños significativos en la infraestructura energética de Ucrania, poniendo en riesgo la estabilidad y el funcionamiento de sectores vitales para la población. La empresa hidroeléctrica estatal Ukrhidroenergo informó que la presa de DniproHES sufrió golpes en sus estructuras hidráulicas y en la presa misma, con múltiples impactos directos en uno de sus bloques de energía. Esta situación ha desencadenado un incendio en la central, requiriendo la intervención de los servicios de emergencia y trabajadores del sector energético para atender las consecuencias de los ataques aéreos.

La urgencia de la situación

Ante la magnitud de la crisis humanitaria desencadenada por la interrupción del suministro eléctrico, es imperativo que la comunidad internacional se movilice para brindar asistencia a Ucrania y a las personas afectadas por esta grave situación. La coordinación de esfuerzos entre los aliados de Ucrania y la activa participación de organizaciones humanitarias son fundamentales para garantizar el acceso a suministros de emergencia, la atención a la población afectada y la adopción de medidas para proteger la infraestructura civil de futuros ataques.

El papel de la comunidad internacional

Frente a la escalada del conflicto en Ucrania, es esencial que la comunidad internacional redoble sus esfuerzos para promover el diálogo, la mediación y la búsqueda de una solución pacífica que ponga fin al derramamiento de sangre y al sufrimiento de la población. La presión diplomática, el apoyo humanitario y la condena unánime a los ataques contra la infraestructura civil son aspectos clave que deben ser abordados de manera urgente y decidida.

Copyright © 2023 Todos los derechos reservados | TVOAI